16.4.06

el viernes pasado tuve que hacer un trámite por la plaza del Congreso, y a la salida, aproveché para pasear por ahí. (de ahora en mas sin tildes porque este teclado del orto me hace trabajar mucho.) empecé a recordar cuando iba con mi abuela, a darle de comer a las palomas, y me dio una nostalgia linda, asi que me compre un paquete de maiz y me sente en el unico banco libre. era una tarde hermosa, con solcito, estaba un poco fresco pero se bancaba bien. apenas empece a tirar el maiz se me vinieron todas las palomas del mundo al vuelo. yo chocha, haciendo todo lo que hacia hace por lo menos 15 años (mierda!). de a poco me iba animando mas, y en vez de tirarlo, lo apoyaba en el banco, en mi pie, les daba con la mano. una se me subio a la falda! al ratito se me acerco un pibe para que tararease un tango mientras les daba de comer, asi me filmaba para un programa de canal 7. ja! obvio que ni en pedo, pero me causo gracia lo que pudo haber sido eso (el que me oyo cantar sabe). segui con lo mio un ratito mas, pero el paquete se termino enseguida. despues me fui, a seguir laburando, pero un poquito mas feliz.

en fin. queria escribir eso hace mil y no habia tenido oportunidad.

2 comentarios:

romi.ba dijo...

Muy tierno :)

Payton Glass dijo...

¡¡Yo también hacía algo similar cuando tenía ocho años!! Mi abuela y yo íbamos al mandado a una zona cercana al centro histórico de la ciudad de México, y varias veces me compraba como tres kilos de maíz palomero e íbamos al Zócalo y se lo aventábamos a las palomas. Se acercaban poco, hasta éso, más que nada porque había mucha gente y otros niños que las molestaban cuando comían. Era muy chido, y sí que es nostálgico, pero bonito bonito. A ver si algún día me atrevo a hacer lo que vos...