15.10.05

tengo un problema grave. soy una antipática de mierda cuando se me acercan los pibes a hablaren los boliches, y eso empeora el mal humor que me agarra cuando lo hacen. y peor, si son pibes que no te hablan para levantarte, sino solamente porque se dieron cuenta que te molesta, y te cargosean, te toquetean, te saltan al lado. a más de uno casi les vuela una piña. se lo tenían merecido. cual es que cuando pase una mina, agarrarla con fuerza del codo, para que le duela? o, invitar una chica a bailar, y cuando te dice "no, gracias" (hasta con una sonrisa... forzada, pero sonrisa al fin), agarrarla igual, de las manos o la cintura? (Ay, como me molesta que me agarren desconocidos de la cintura!).

que no me guste la cerveza es otro problema casi tan importante. significa tomar coca mientras tus amigas se ponen en pedo, o gastar bastante más plata en un trago. igual tomé baileys, que es lo más y que hace mil que no pedía. y después aparecieron unos amigos de una y un tierno me regaló una caipiroska (bah, tierno no, porque lo hizo de lástima al ver mi cara de orto mal, ya que yo estaba en mi peor momento de mal humor. pero bueno, tierno sí, porque podría no haberlo hecho).

y el mal humor venía por lo del primer párrafo, y por otras cositas que tienen los boliches y que me embolan. no estoy acostumbrada a esos lugares, ya. no sé hace cuanto que no iba a uno. la música no estaba taaaaan mal, era la típica, y algunas cosas disco u ochentosas que siempre sirven para mover el culo. pero tanta gente ahi encerrada, tanto amontonamiento, tantos códigos, sobretodo, que no comparto para nada.

mi pelo merece un párrafo aparte (y como por arte de magia, aquí lo tiene, mirá). en mi casa estaba espectacular, ya que me lo había secado para que me quede bien ruludo y savage. en el bar a donde fui a un cumple, previo al boliche, zafaba, no estaba feo. pero, ay, cuando fuimos al baño en el boliche, era una bola indescriptible, inflada uniformemente para un costado. horrible, bah.

y me moría por mandarle mensajitos a martin, para ir contandole cosas de estas, y no tenía crédito. fui una tarada por no haber comprado una tarjeta antes (maldita persona que ayer me llamó desde un locutorio y me gastó lo que me quedaba!). aparte él me mandaba, desde el cumple, y yo queriiia tanto contestarlos!

qué post malaonda. "igual, la pasé bien"

8 comentarios:

martin dijo...

post mala onda pero jugoso. "igual, la pasé bien" JA!

Yo siempre odié esos lugares. Es que para mi hay un problema irrenconciliable de códigos. Yo nunca voy a poder actuar como hay que hacerlo para pasarla bien en un boliche.
Igual no es lo mismo. Un tipo como yo se aburre en esos lugares, una chica como vos se harta y se pone de mal humor.
Pero tenías que ir ( y en el momento justo, je). A veces por mas que uno la pase mal después se da cuenta de que para algo sirvió.
Eso si, la proxima tarjeta.

ro. dijo...

pos claro! una fiesta en la que no le puedas mandar mensajitos a martín no tiene sentido!!!

guada dijo...

me encanta cuando te ponés celoso :p

Br1 dijo...

este post parece escrito para la ocasion, no porque un flaco me haya agarrado de la cintura (pobre de él) sino porque ayer mismo fui a un boliche y yo odio esos lugares, totalmente de acuerdo con lo de los códigos, nunca supe que hacer en esos sitios y encima no se puede hablar, en fin, lo mejor de la noche fue una barwoman que se partía (insertar cara de baboso aqui).

fefo dijo...

me tendrías q haber invitado a mi, y la pasabamos bomba, y no se te acercaban tantos flacos ;)
pensalo para la próxima!

PAblo.- dijo...

Eu, todo depende del lugar a que salgas, los códigos de levante varían groso de un sitio a otro.

galgata dijo...

Jajajajaja...
yo también he tenido VARIOS días de eso... más de los que quisiera.. jaja

Payton Glass dijo...

En mi vida he ido a un boliche. Aparte, acá en México no sé si hay o no, creo han de ser caros, pero nunca he ido a uno. Tampoco soy muy dada a las fiestas. ¿A qué se tiene que seguir un protocolo o algo así?